Dios nunca te abandona!!!

«Entonces Josué les dijo a los israelitas: “Acérquense y escuchen lo que Dios el Señor tiene que decirles”». Josué 3: 9, NVI

origami paper sailboat sailing on blue water

Solo la Palabra de Dios nos sostendrá hasta el final y nos librará de los asaltos del enemigo. Ella alumbra el camino y nos conduce a la tierra prometida. Pedro dijo: «En tu palabra echaré la red» (Lucas 5: 5), y el milagro de la gran pesca se produjo. Cuando nos dejamos guiar por la Palabra de Dios, nuestro rumbo está seguro. Nuestros ojos, por la fe, pueden contemplar la tierra prometida, y nuestro hogar eterno.

Al alimentarnos de la Palabra y del Pan de vida podremos reproducir el carácter de Cristo y estar preparados para entrar en la Canaán celestial. Al desarrollar una firme confianza en su Palabra inspirada dejaremos de confiar en los sentimientos inestables que poseemos y ya no seremos gobernados por ellos. La Biblia es la brújula que nos mantiene en el camino correcto. Es el faro que ilumina nuestro destino y orienta en medio de la oscuridad y las tormentas de este mundo. Usando una analogía moderna, la Biblia es el GPS que traza la ruta que nos llevará a nuestro destino.

Los grandes hombres de Dios, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, confiaron ciegamente en la Palabra de Dios y por eso triunfaron. Abraham se aferró a las promesas de Dios. David, a pesar de sus caídas, se deleitaba en la ley. El apóstol Pablo pudo terminar la carrera gracias a su confianza plena en las palabras de Dios. El apóstol Juan confió tanto en la Palabra de Dios, que le fue revelado el futuro de la iglesia y el mundo, junto con la segunda venida.

Elena G. de White lo describe de esta manera: «Si el pueblo de Dios apreciara su Palabra, en la iglesia tendríamos un cielo aquí en la tierra. Los cristianos tendrían avidez y hambre por escudriñar la Palabra. Anhelarían tener tiempo para comparar pasaje con pasaje, y para meditar en la Palabra. Anhelarían más la luz de la Palabra que el diario de la mañana, las revistas o las novelas» {Consejos para la iglesia, cap; 13, p. 154).

Que la Palabra de Dios sea nuestro alimento, nuestra guía segura y nuestra fortaleza de espíritu para hacer frente al enemigo y las pruebas finales antes de llegar a Canaán. Oremos para que siempre anhelemos estudiar la Palabra todos los días.

DEVOCION MATUTINA ADULTOS 2018

FUENTES DE VIDA

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Leer  Menú Para Un Corazón Sano!
Loading...
loading...