5 tácticas naturales para controlar el colesterol alto

Aunque algunos casos de colesterol alto requieren un tratamiento farmacológico, la mayoría se pueden controlar con una serie de tácticas naturales que incluyen una dieta equilibrada y evitar elementos nocivos como el tabaco

Para controlar el colesterol alto no siempre es necesario recurrir a tratamientos farmacológicos; si bien todo depende de la gravedad del problema, existen tácticas 100 % naturales que reducen sus niveles.
La atención oportuna de esta condición es determinante para evitar el desarrollo de otras complicaciones graves como la aterosclerosis, la insuficiencia circulatoria o los ataques cardíacos.

El problema es que hace parte de los llamados “asesinos silenciosos” del cuerpo, pues no suele manifestarse de forma contundente desde sus etapas iniciales. Por este motivo es primordial estar atentos ante cualquier señal de alerta y, sobre todo, solicitar chequeos médicos para determinar con una prueba sanguínea en qué estado se encuentra.

A continuación queremos compartir en detalle los aspectos más relevantes de la enfermedad y varias recomendaciones para controlarlo a partir del estilo de vida.
¡Presta atención!

¿Qué significa tener el colesterol alto?

El colesterol alto, una condición conocida en términos médicos como hipercolesterolemia, ocurre cuando el lípido se concentra en la sangre, marcando niveles iguales o superiores a los 200 mg/dl.
Esta sustancia lipídica se produce de manera natural en el hígado, pero también se obtiene de algunos alimentos que lo contienen en abundancia.
Hace parte de todas las membranas celulares y, en cierta cantidad, es utilizado para la síntesis de algunas hormonas, la absorción de vitamina D y la formación de sales biliares. Según su composición, se clasifica en:
Lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol “bueno”
Lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol “malo”
Colesterol total (todos los colesteroles combinados)
A pesar de ser una sustancia tan importante en el cuerpo, sus niveles excesivos acarrean grandes consecuencias en la salud, sobre todo porque suele formar unas placas que obstruyen las arterias. Su falta de control eleva el riesgo de trastornos cardiovasculares graves, incluyendo ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares y angina de pecho.
Además, a largo plazo compromete las funciones de otros órganos vitales, como es el caso del hígado y los riñones.
Síntomas de colesterol alto

Leer  Maravillosa! Mascarilla natural de piña para atenuar las arrugas bajo los ojos!!

Muchos pacientes tienen problemas para controlar el colesterol alto porque no logran una detección oportuna por la falta de síntomas. Estos, por lo general, se manifiestan cuando la enfermedad avanza a otro nivel de gravedad.
Los más comunes son:
Sensación de pesadez abdominal
Gases y mal aliento
Articulaciones inflamadas
Dolor de pecho
Cefaleas y migrañas
Alergias cutáneas
Digestiones lentas
Pérdida del equilibrio y mareos
Visión borrosa
Sensación de fatiga

Las mejores tácticas naturales para controlar el colesterol alto
Muchos casos de hipercolesterolemia son de origen genético y requieren atención médica y farmacológica para reducir el riesgo de complicaciones.
Sin embargo, los casos más leves, que son los que se derivan del estilo de vida, se pueden controlar con la adopción de algunos hábitos saludables.
1. Hacer ejercicio físico

El ejercicio físico es uno de los mejores aliados para controlar el colesterol alto. Gracias a este, las grasas dañinas se descomponen con más facilidad y, a su vez, aumenta la síntesis de grasas buenas.
Por otro lado, cabe destacar que es una actividad imprescindible para evitar el sobrepeso y la obesidad, trastornos estrechamente relacionados con este problema.
2. Consumir ácidos grasos omega 3
Los ácidos grasos omega 3 están en muchos alimentos que son beneficiosos para la salud cardiovascular como pescados, semillas o frutos secos, entre otros.
Su asimilación en el organismo incrementa la presencia de lípidos que limpian las arterias y, debido a esto, favorece la reducción del colesterol alto.
3. Aumentar las proteínas vegetales

Las proteínas no deben faltar en ninguna dieta; este macronutriente interviene en muchos procesos del organismo que son determinantes para tener una buena calidad de vida.
El inconveniente es que muchas de sus fuentes son de origen animal y contienen mucho colesterol. Por esto, debemos buscar alimentos vegetales que también las aporten.

Leer  Un libro inspirador!

Algunas opciones recomendadas son:
Soja y derivados
Lentejas
Frijoles
Frutos secos
Arroz
Alga espirulina
Maca
Guisantes
Visita este artículo: 4 propiedades de las lentejas rojas para la salud
4. Asegurar la dosis de fibra
Los alimentos ricos en fibra, como los cereales integrales y vegetales, son esenciales para controlar el colesterol a partir del plan de dieta.
La fibra soluble específicamente ayuda a reducir la absorción de colesterol en el intestino, impidiendo que se reabsorba en la sangre.
Otros alimentos que la aportan son:
Semillas y frutos secos
Legumbres y granos
Algas
Tubérculos
5. Evitar el consumo de cigarrillo

Los consumidores de tabaco tienen más dificultades para controlar el colesterol alto que aquellos que evitan este hábito a toda costa.
Este enemigo de la salud concentra alrededor de 19 sustancias químicas que interfieren de múltiples formas en las funciones vitales del cuerpo.
Su consumo excesivo compromete la salud circulatoria y acelera el deterioro arterial causado por la acumulación de este lípido.
¿Te diagnosticaron colesterol alto o tienes factores de riesgo? ¡Cuidado! Procura seguir estas sencillas recomendaciones para evitar enfermedades de mayor gravedad.

FUENTE:  MEJORCONSALUD.COM

 

Loading...
loading...