Cómo superar una ruptura emocional!!!

Si nos hemos centrado demasiado en la otra persona es probable que nos cueste más superar una ruptura emocional. Debemos procurar que, en lugar de completarnos, los demás nos complementen para no quedarnos incompletos

Todos hemos atravesado alguna vez por una ruptura emocional. Sin embargo, pasar por ello supone un momento muy duro y difícil. Por eso, hoy vamos a descubrir cómo superar una ruptura emocional de la mejor de las maneras.

Lo que tenemos que tener en cuenta es que, queramos o no, vamos a pasar por la habitación del duelo. Esa que en ocasiones intentamos rebasar, ignorar o en la que retrasamos entrar.

No obstante, entrar en ella será una condición indispensable para superar una ruptura emocional.

Aceptar lo sucedido

 

Aceptar lo sucedido es lo más difícil a la hora de superar una ruptura emocional. Al principio, nos vamos a negar a asumir lo que ha ocurrido, nos vamos a enfadar, vamos a sentir ira, después tristeza. Sin embargo, la realidad es la que es.

En ocasiones, si la ruptura emocional es fruto del final de una relación de pareja, puede que alberguemos algo de esperanza. Si negociamos una posible vuelta a la relación y esta sucede, entonces estaremos dando pasos hacia atrás.

Es normal que nos vayamos a encontrar con una serie de sentimientos y emociones desagradables.

Sin embargo, esto no significa que tengamos que huir de ellos, ignorarlos o taparlos. Hay que mirarlos y aceptarlos. Solamente así podremos seguir adelante.

Saca lo que tienes dentro

No deberías reprimir tus emociones o esconderlas, ya que esto podría resultar contraproducente. Lo ideal es que las expreses, aunque cada persona lo hace de una manera diferente. Algunas deciden hablar con amigos, otras llorar desconsoladamente y otras aislarse por un breve periodo de tiempo.

  • Si estás intentando superar una ruptura emocional, busca la fórmula que funciona para ti para sacar lo que tienes dentro. Si eres de los que se aíslan, no salgas con amigos para intentar “olvidar” lo ocurrido. Esto solo acentuará las emociones cuando te encuentres solo.
Leer  Blanco como la nieve!!

En la cultura en la que vivimos nos enseñan a mostrar las emociones agradables, pero a esconder las desagradables, quizás porque incomodan a los demás.

Sin embargo, es el momento de dejar de hacer esto y expresar lo que sentimos cuando lo sentimos.  Sin juzgarnos y sin coartarnos la libertad que tenemos.

 

Enfócate en lo que te motive

Una vez realizados los pasos anteriores, basta ya de enfocarnos tanto en esa ruptura emocional. Es el momento de centrarnos en todo aquello que tenemos a nuestro alrededor y nos hace vibrar. Puede ser un proyecto personal, el trabajo, los hijos…

Muchas personas creen que su vida gira alrededor de su relación de pareja. Entonces, cuando esta se viene abajo y se da una ruptura, ya no saben hacia dónde dirigirse.

Es importante que miremos a nuestro alrededor y prestemos atención a aquello que también nos motiva.

 

Si no logramos esto, acudir a un profesional nos permitirá encontrar y volver a redescubrir aquello que le da sentido a nuestra existencia. Porque la relación de pareja es solo una parte de nuestra vida. No el centro de la misma.

La vida sigue adelante

Es natural que cuando pasamos por una ruptura emocional creamos que todo a nuestro alrededor se derrumba. Sin embargo, ¿verdad que cuando observamos situaciones similares del pasado nos damos cuenta de que la vida sigue adelante?

No importa lo duro que sea ese bache, ni lo mucho que nos cueste salir de él. Al final, todo pasa y todo se resuelve.

Con el tiempo, aprendemos de esa experiencia, nos fortalecemos gracias a ella y continuamos nuestra vida. Porque nada se termina con una ruptura emocional. Es más, en algunos casos, supone nuevos inicios repletos de oportunidades.

Leer  ¡Esta receta tiene locos a todos los médicos! ¡Sana tus rodillas y reconstruye huesos y articulaciones de manera inmediata!

Lidiar con nuestras emociones nunca es sencillo. Tampoco hacerlo con aquello a lo que le hemos dado una importancia desmedida.

Al igual que sabemos sobreponernos de un despido, de la muerte de un ser querido o de un fracaso, tenemos que saber sobreponernos de una ruptura emocional.

  • Si hemos hecho que nuestras relaciones de pareja sean el centro de nuestra vida, aprendamos de cada ruptura emocional para comprender que, en realidad, esto no es así.
  • El centro somos nosotros y a nuestro alrededor hay varios focos de interés que le dan sentido a nuestra vida (trabajo, familia, aficiones…).

Sobrestimar a una de ellos o girar en torno a uno solo de esos focos nos augurará un terrible dolor y una costosa recuperación cuando este se venga abajo.

¿Alguna vez has pasado por una ruptura emocional? ¿En alguna ocasión has hecho de tu relación el centro de todo?

FUENTE:MEJORCONSALUD.COM

Loading...
loading...